domingo, 27 de noviembre de 2016

PAVO RELLENO AL ESTILO AMERICANO

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de preparar el típico pavo relleno americano, el que se hace en Acción de Gracias y Navidad. Empezamos a bromear con una amiga del trabajo sobre celebrar Acción de Gracias, y entre risas y bromas, cuando me di cuenta, ya tenía el árbol de navidad montado y estaba llamando al carnicero para encargar el pavo. Total, que nos juntamos una amigas el jueves pasado para celebrar esa tradición tan especial para los americanos, y tan desconocida para nosotras. Fue una cena muy divertida y con muchas risas. Era como si en Estados Unidos, les hubiese dado por celebrar el día de Reyes.
Como jamás había cocinado el pavo de esta manera, tuve que mirar una docena de videos de Youtube y otra docena de blogs para poder llegar a una receta tradicionalmente americana y que a mi también me gustase. Así que, cogí lo que más me gustó de cada una e hice mi propia versión. 
A medida que lo iba cocinando, no apostaba para nada por el plato. Pensé que no me iba a gustar nada y que no habría salido ni medio parecido al original. Cuando me serví el plato y vi esa mezcla de colores, olores, texturas y sabores, ¡me encantó! Pero a medida que me lo iba comiendo, aluciné de lo buenísimo que estaba todo. La mezcla es perfecta, desde mi punto de vista, ¡MARAVILLOSO!
Mis amigas quedaron encantadas, les pareció delicioso todo, y de hecho, todas repitieron. Aunque no sé si fue porque realmente les gustó o porque el pavo tardó tanto en hacerse que las pobres estaban muertas de hambre (eso nunca lo sabré😂).

Tengo que decir, que ese mismo día me llegó la cámara fotográfica nueva, y sin leer  ni mirar el manual, me puse a hacer las fotos, cruzando los dedos para que saliese alguna decente. Todavía tengo mucho que aprender de esta cámara, pero las que hice, más o menos, salieron bien.















PAVO RELLENO AL ESTILO AMERICANO



INGREDIENTES:

Para el pavo:

  • 1 Pavo de 5 kilos, limpio por dentro y por fuera (el mío pesaba 5,300gr)
  • Agua
  • 50 gr Azúcar 
  • 100 gr de Sal, para poner el pavo en remojo
  • 150 gr Mantequilla, temperatura ambiente.
  • 2 Cucharadas de Ajo en Polvo
  • Tomillo y romero (lo usé seco, pero mejor si es fresco)

Para el relleno de picadillo:

  • 800 gr Carne Picada mixta (ternera y cerdo)
  • 150 gr Cebolla
  • Aceite de Oliva
  • 50 gr Apio
  • 150 gr Zanahoria
  • 150 gr Manzana
  • 180 gr Panceta/tocino
  • 50 gr Nueces picadas
  • 50 gr Almendra laminada
  • 50 gr Pasas sultanas
  • 100 gr Jerez seco o vino blanco
  • Un buen chorro de Miel
  • Un chorrito de zumo de piña
  • Sal, canela, nuez moscada y comino (una cucharadita de postre de cada)

Para el Gravy:

  • 2 Zanahorias
  • 2 Ramas de Apio
  • 1 Cebolla en cuartos
  • 100-150 gr Jerez seco
  • 100-150 gr Zumo de Piña
  • 1 Cucharada Sopera  bien llena de Harina
  • Sal
Para la salsa de Arándanos:

  • 250gr Arándanos frescos
  • 150 gr Azúcar
  • 200 gr Agua
Para decorar:
  • Hojas verdes (yo col rizada)
  • Uvas blancas o rojas
  • Naranjas cortadas en cuartos
  • Manzanas rojas pequeñas
También necesitamos: una rustidera, bandeja ovalada grande para servir y salseras.







PREPARACIÓN:

1-El pavo se tiene que preparar un día antes. Lo primero, es asegurarse de que está bien limpio por dentro (el interior del pavo tiene que estar vacío) y por fuera, limpio de plumas (si el carnicero os deja alguna, hay que quitársela). 

2-Buscar un recipiente lo suficientemente grande como para poder dejar el pavo sumergido en agua y que quepa en el frigorífico (yo usé una caja de plástico de las que se usan para guardar cosas pero podéis usar una olla o cualquier recipiente limpio y apto para frigorífico donde quepa el pavo entero sumergido). Poner un litro de agua en el recipiente elegido y añadir 100 gr de sal, 50 gr azúcar y 2 cucharadas de Ajo en polvo. Remover bien y meter el pavo dentro. Acabar de llenar el recipiente con agua, hasta cubrir el pavo por completo y tapar. Reservar en el frigorífico hasta el día siguiente.

3-Al día siguiente, sacar el pavo del agua y secar bien con papel de cocina. En un plato hondo, mezclar 150 gr de mantequilla, con romero, tomillo y sal. Mezclar bien hasta que quede una pomada y untar con esta mezcla todo el pavo. Reservar.

4-Para hacer el relleno: poner una sartén grande al fuego con un buen chorro de aceite y sofreír la cebolla picada muy fina y la zanahoria en trozos muy pequeños. Pasados unos minutos, añadir el apio en trozos pequeños y la panceta. Sofreír unos minutos más hasta que la panceta esté dorada. Añadir la carne picada, canela, nuez moscada, comino y sal. Remover bien y dejar a fuego medio hasta que la carne esté casi hecha. Añadir la manzana cortada en dados, las nueces troceadas, las almendras fileteadas, las pasas y un buen chorro de miel. Remover bien y añadir el Jerez y el zumo de piña. Dejar unos minutos más a fuego medio y probar si está bien de sal y de especias (tiene que tener bastante sabor, si no es así, añadir un poco más de sal, canela, nuez moscada y comino). Rellenar el pavo con esta mezcla y cerrar la piel con palillos. Os tiene que sobrar casi la mitad del relleno, reservar en una bandeja de servir.

5-En una rustidera (bandeja con rejilla arriba) pondremos las verduras para el Gravy  Poner en el fondo de la bandeja, las dos ramas de apio, las dos zanahorias y la cebolla, todo cortado en trozos no muy pequeños. Añadir 100 gr de Jerez seco y 100 gr Zumo de Piña. Colocar la rejilla sobre la bandeja-rustidera, y el pavo sobre la rejilla. Tapar bien el pavo con papel de plata (yo usé 3 hojas). Introducir la bandeja en el horno, que habremos precalentado a 180ºC y hornear durante 2 horas

6-Mientras, preparemos la salsa de arándanos. Poner un cazo al fuego con 250 gr Arándanos, 150 gr Azúcar y 200 gr Agua. Dejar cocer unos 10-15 minutos a fuego alegre. Remover y chafar un poco los arándanos con un tenedor. Cuando la salsa empiece a reducir y coja consistencia de almíbar, apagar el fuego y dejar enfriar. Reservar.

7-Cuando el pavo lleve 2 horas en el horno, quitar el papel de plata y hornear durante 2 horas más. Para comprobar que el pavo está hecho, pinchar con un cuchillo la parte de abajo, así veréis si la carne está hecha o no. Antes de sacar la bandeja del horno, subir la temperatura a 220ºC y dejar unos minutos con aire, si tenéis, para que coja un tono más dorado.

8-Preparar una bandeja de servir grande y ovalada. Cubrir con hojas de col rizada y asentar el pavo sobre las hojas. Decorar con uvas, naranja, manzana, o cualquier fruta de color que os guste.

9-Finalmente, prepararemos el Gravy. Verter las verduras asadas con el jugo de la bandeja dentro de un cazo y poner al fuego. Verter una cucharada de harina y remover bien. Si la mezcla es muy espesa, añadir 50 gr de Jerez y 50 gr Zumo de Piña. Cocer durante unos minutos, hasta que la salsa reduzca. Colar esta mezcla con un colador. El Gravy es la salsa que queda después de haberlo colado. Tiene que quedar una salsa cremosa y ligera, de lo contrario, podéis colarlo otra vez.








COMENTARIOS
  • Serví el pavo con puré de patatas, zanahorias baby, judias verdes salteadas, mazorcas con mantequilla, panecillos al estilo de Lion House,  el relleno restante, salsa de arándanos, salsa Gravy, las frutas que decoraban el pavo, y como no, un buen vino americano. Servimos un poco de cada en cada plato. Si queréis hacer como yo, podéis prepararlo todo mientras el pavo está en el horno, como son 4 horas os da tiempo de sobre.
  • De postre hice una tarta de Calabaza que me quedó regular. Así que, hasta que no encuentre una receta mejor, no la subiré al blog.







¡DELICIOSA COMBINACIÓN DE COLORES Y SABORES PARA MIS SENTIDOS! 

7 comentarios:

  1. Has preparado una receta estupenda y muy trabajada. El resultado con toda seguridad es fantástico según se deduce de tu receta. Una buena idea para estas Navidades.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía Maribel qué trabajo, pero mereció la pena. Te diré que me ha encantado la idea de celebrar acción de gracias, como dices es una buena excusa para empezar a adornar la casa.
    Nunca he cocinado pavo asado, y es que me da una pereza....
    Te ha quedado perfecto, con un relleno que no le falta de nada, y una salsa perfecta.
    ¡Felicidades!
    Sil
    Los Telares de Sil

    ResponderEliminar
  3. Hola Maribel, en casa mi madre hace años tenia pavos de 16 kilos, siiii has leido bien, y lo hacia en trozos al horno en cazuela de barro y estaba delicioso, ahora hace años que no lo como pero me encanta, el tuyo quedo delicioso seguro, l corte se ve divino, y tus amigas por mucha hambre que tuvieran si no te quedara rico ellas no lo comerían, y las fotos preciosas te han quedado, a ti no te hace falta manual para la cámara guapa...Bess

    ResponderEliminar
  4. Hola, pue te lo ha trabajado bien, esas amigas seguro que quedaron encanatdas pues la pinta es fabulosa!! Y la msa, y la presentación del pavo, todo ideal.No celebraremos el Día de Acción de Gracias pero sí el de Navidad!! un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  5. Estoy muy, muy impresionada, pues el pavo te ha quedado perfecto. Tu casa seguro que parecía el día de Acción de Gracias. Es que es genial, me ha encantado tanto. Me has dado envidia de la buena. Amor por esta publicación.

    Por cierto, en estos momentos estamos de sorteo en mi blog, así que te animo a participar: Azúcar y Orégano

    ResponderEliminar
  6. Hace muchos años me dio por hacer un pavo relleno, me acuerdo como si fuera ahora por la que armé, jajaja. El peso del animalico era tremendo, venga horas de horno y horno... me quedó bueno, la verdad, pero no lo he vuelto a repetir. Creo que el relleno se parecía bastante al tuyo, con manzanas y frutos secos y carne picada y yo qué sé cuantas cosas más le puse.
    En fin, es de esas recetas que te las tienes que pensar y pensar en hacerlas, pero desde luego tu pavo tiene un aspecto fabuloso. Seguro que os pusistéis las botas y no me extraña!
    Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
  7. Hola guapísima !!!
    Pues para la próxima me avisas Maribel, que menuda buena pinta que te quedó el pavo. Me acuerdo de los que criaba mi tía, eran grandes como avestruces, un año nos regaló uno y no nos cabía en el congelador ni de broma, es más, sólo el muslo ya ocupaba todo el horno jajaja Mi madre terminó repartiendo carne entre todos los congeladores de las amigas, y meses después seguíamos comiendo pavo.
    Y hace unos años también hice uno, a una amiga le tocó en una rifa en la carnicería y me lo regaló. Lo guisé de pie en la olla rápida y quedo de rechupete. Ahora, que el tuyo, está totalmente ambientado en su fiesta, y aunque dudo que lo haga, me encantará guardar tu receta por si se tercia alguna vez.
    Si estoy allí, repito plato, eres una crack.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita.
Si quieres, puedes dejar tu comentario.

Top blogs de recetas
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...